Foros de discusión
HomeRegistrarseBuscarMiembrosLogin
Biografía de Gustavo "Cuchi" Leguizamon
 
Este tema está cerrado y no podés editar mensajes o responder    Foros de discusión » Autores y compositores Ver tema anterior
Ver tema siguiente
Biografía de Gustavo "Cuchi" Leguizamon
Autor Mensaje
Andrea_santa_fe
Invitado






Mensaje Biografía de Gustavo "Cuchi" Leguizamon Responder citando
Nació a las once horas y cinco minutos de la mañana de un 29 de Septiembre de 1917 en la ciudad de Salta. Hijo de José María Leguizamón Todd y María Virginia Outes Tamayo. Una de sus bisabuelas, Martina Silva de Gurruchaga, criolla de hacha y tiza que peleó en la Batalla de Salta, embaucaba a los pretendientes de sus hijas con su exquisito dulce de leche casero.

Su marido, José María Todd, era un hombre fuerte de la región que, recomendado por su tío, el general Arenales, había sido ayudante del Manco Paz y llegó a teniente primero. Urquiza le ofreció los despachos de coronel, y Todd los rechazó indignado: "¿Cómo voy a mixturar charreteras ganadas con sangre y charreteras pegadas con moco?". Una vez, cuando Todd debía ausentarse de la comarca, los Uriburu le prepararon una revuelta. Entonces, y hasta su regreso, nombró gobernador interino al Señor del Milagro, y en esos días nadie se atrevió a robar ni una gallina. Juan Martín Leguizamón, su abuelo, desoyó los consejos de su propio padre sobre las propiedades embelesantes del dulce de leche y se casó así con Emilia Todd Gurruchaga.
Hijo de un contador fanático de la ópera y de una mujer que heredó la costumbre de silbarles a los pájaros para que la siguieran, Gustavo Leguizamón es un arquetipo al que reverenciaron los ricos y los pobres, la izquierda y la derecha, el apetito y las ganas de comer. Pero, ¿cuál fue el secreto de esta magia? La respuesta, acaso se pueda rastrear en su propia historia.
Tenía meses apenas y a su madre le preocupaba su delgadez. Fue en esa época que a Doña María Virginia le ofrecieron unos chanchos para ver si podía comprarlos. "¡Pero están flacos como este cuchi!", dijo mirando a su hijo. En ese instante Leguizamón quedó rebautizado: desde entonces y para todos sería El Cuchi, vocablo que en quechua quiere decir precisamente chancho o cerdo, pero al que en Salta se le otorga un significado no peyorativo sino simpáticamente cómplice.
Como padecía de sarampión, a los dos años su padre le regaló una quena, con lo cual lo hizo musiquero antes casi de que aprendiera a hablar. Su familia cuenta que pronto le arrancaba al instrumento EL BARBERO DE SEVILLA casi íntegro. Después, siempre de oído, la emprendería con la guitarra y el bombo, hasta que acabó en el piano. Cuando tenía veinte años y debía resolver su futuro, ya era músico. Le comunicó a su padre que iba a estudiar Derecho, y el hombre se encrespó. Su idea era que fuera a París para perfeccionarse. El le giraría la mensualidad. El Cuchi, que se deleitaba con tener una historia al revés de los convencionalismos, no hizo caso y marchó a La Plata, donde en 1945 obtuvo el título de abogado.
No olvidaría jamás aquella estudiantina que lo llevaba a Buenos Aires a recalar en El Olimpo, un tugurio del Bajo donde se jugaba ajedrez. Allí conoció a Witold Gombrowicz, al que descubrió con unos botines rotosos pero inmensos. "El único que puede tener patas de ese tamaño -maquinó- es Ariel Ramírez". Y acertó, porque Ramírez le había regalado los zapatos al polaco. Cantó con el coro universitario, jugó rugby y después fue profesor de historia y filosofía, Diputado Provincial y ejerció durante treinta años la abogacía, hasta que decidió dejarla, porque "Estoy harto de vivir en la discordia humana. Me produce una gran satisfacción ver una vieja en el mercado tarareando una música mía. Una vez venía bastante enojado con todos estos inconvenientes que tiene la vida, y un changuito pasó en bicicleta, silbando la Zamba del pañuelo. Entonces lo paro y le pregunto qué es lo que silba: -No sé; me gusta y por eso lo silbo-, me contestó. Ya ves, ésa es la función social de la música".
En los cuarenta, cuanto tenía algo más de 25 años, trenzó una amistad entrañable con el poeta Manuel J. Castilla, el hijo del jefe de la estación de Cerrillos, a quien en una de sus obras mayores le diría: "Padre, ya no hay nadie en la boletería". Al Cuchi, muchas veces con letra de Castilla, le debe la música argentina y universal, zambas, chacareras, carnavalitos, vidalas inolvidables en las que habitan el amor, la tragedia, la miseria, el sarcasmo, la ternura.
Era un enamorado de la baguala ("Toda gran zamba encierra una baguala dormida: la baguala es un centro musical geopolítico de mi obra") pero también de Bach, Mahler, Ravel, Stravinsky, Schönberg y sobre todo de Beethoven, al que definió con sabiduría como "definitivo". Pero no se quedó ahí, también admiró a otro genio argentino, Enrique Villegas, y a Chico Buarque, Milton Nascimento, Vinicius ("Las corrientes de música popular americana más importantes están en Brasil") y Ellington. Capaz de organizar en Salta primero y en Tucumán más tarde conciertos de campanarios (literalmente, pues el sonido lo proveían los bronces de las iglesias), es cierto que Leguizamón saltó sobre el pentagrama y pulsó cuerdas, digitó teclados, sopló en maderas, cobres y cuernos, como se escribió alguna vez, a pura oreja. La prueba es que intentó también un concierto de locomotoras, fascinado por "ese instrumento musical maravilloso que tiene fácilmente dieciocho escapes de gas que son sonidos y un pito con el cual se pueden hacer maravillas, por no contar su misma marcha". Al principio -hasta hizo fundir una quena para agregarla a la máquina-, los ferroviarios lo miraban como a un bicho raro. Después se entusiasmaron. Los maquinistas lo saludaban con el saludo sonoro de la locomotora, que además le enseñaron a plasmar.
En tiempos de Arturo Illia, Gustavo Leguizamón fue diputado provincial extrapartidario y en tiempos del gobernador peronista de Salta Roberto Romero, asesor cultural de la provincia. Fue entonces cuando embistió con mayor fiereza contra una burocracia sorda que impedía importar pianos y protagonizó en la Legislatura debates memorables para propender al descongelamiento cerebral. Capaz de respetar a Churchill tanto cuanto despreciaba a Thatcher, Malvinas fue para él una herida abierta pero no ciega, porque supo adjudicar responsabilidades cuando se preguntó por qué fuimos y no peleamos. Impensable en Buenos Aires, Leguizamón- que mascaba hojas de coca, y defendía la costumbre- fue parte del paisaje de Salta, a la que amó profundamente, desde los olores de sus yuyos secos hasta el aire que viene de la quebrada Escondida por la cual Belgrano sorprendió a los españoles.
Se casó con Ema Palermo, teniendo cuatro hijos de ella: Juan Martín(1961), José María(1963) Delfín Galo(1965) y Luis Gonzalo(1967).
Autor de más de un centenar de obras folklóricas, su obras es fundamental para poder comprender el folklore popular argentino. Su musicalidad y asonancia fue única y componía algunas de sus obras a la medida de la interpretación del Dúo Salteño con quien mejor acuñó las disonancias que emergían como duendes traviesos de las melodías. Su simpatía y espontaneidad (ocurrencias) brotaban a borbotones en la cotidianeidad Salteña.
Pero Leguizamón poco a poco se fue apagando, perdiendo primero la memoria- olvidó hasta cómo tocar el piano- luego la razón y finalmente la vida. Murió en Salta, la ciudad que le había visto nacer y pasar en ella toda su existencia, a las cuatro y media de la tarde de un 27 de Septiembre del 2000, dos días antes de que pudiera cumplir los 83 años de edad.

Según un amigo tuvo la dicha de conocerlo e hizo esta acotación:
tuve la fortuna de conocerlo personalmente. Se podría haber agregado que su musicalidad y asonancia fue única y que componía algunas de sus obras a la medida de la interpretación del Duo Salteño con quien mejor acuño los disonantes que emergían como duendes traviesos de las melodías. Su simpatía y espontaneidad (ocurrencias) brotaban a borbotones en la cotidianeidad Salteña.

Saludos cordiales
Andrea
Vie Abr 13, 2007 2:35 pm
Carlos Allievi



Registrado: 17 Ago 2007
Mensajes: 2525
Ubicación: Córdoba - Provincia de Córdoba
Edad: 51

Mensaje Responder citando
Por si vuelves a entrar al foro Andrea, creo que será más que interesante abordar el trato tanto de la obra como de la personalidad del Cuchi. Por la biografía desarrollada, dejas la impresión de ser una apasionada de su obra, y en rigor de verdad, también lo soy y se de muchos de los foristas que también lo son.... como para que no!!!! ante tan noble emplema o pro-hombra de nuestro folklore, en su estructura y escencia más íntimas.
De ahí mi interes por que reavivemos éste hilo. Si es posible e ingresas aún por aquí, te agradecería lo intentemos.



Carlos
Vie Nov 16, 2007 7:34 pm Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar e-mail MSN Messenger
Sergio Bit Chakoch
Invitado






Mensaje Responder citando
Estimada Andrea, nunca sera poco todo lo que pueda decirse del cuchi, yo tuve la inmensa fortuna de haberlo conocido, hablado con el de musica y tantas cosas, le hicimis con el Lagarto Guizardi,en varias ocasiones que visito Cordoba, varias notas por radio Universidad, al hombre no hacia falta hacerle preguntas, el solito hablaba y eso constituia una enorme enseñanza para todos aquellos que amamos el folclore, estoy convencido que su figura todavia no ha sido descubierta del todo, creo una verdadera revolucion musical, llevo nuestra musica a limites armonicos inimaginables, sin que por ello pierda su esencia,ese es un merito enorme,porque artistas que inovaron ,...hay pero lo que hacen, segun mi modesto entender desvirtua la raices de nuestra musica.-Con el hablmos de sus gustos y preferencias, Bartok,Debussy,Stravinsky,Mahler,Beethoven,personalmente creo que gracias a esa apertura,dejo entrever la impronta de esos genios dandole un cierto toque de universalidad, tengo amigos europeos que escuchan las obras del Cuchi embelezados .-
En fin es mucho lo que puede decirse, espero que este hilo habra las puertas para seguir hablando de este monstruo.-Te mando un abrazo
Sab Nov 17, 2007 8:34 am
Sergio Bit Chakoch
Invitado






Mensaje Responder citando
Apoyo la mocion del Charles, seria interesante ,por ejemplo , que mencionaramos TODAS LAS ZAMBAS que compuso y en que año se compusieron, de ese modo vamos entendiendo la evolucion del cuchi.-abrazos
Sab Nov 17, 2007 11:43 am
Carlos Allievi



Registrado: 17 Ago 2007
Mensajes: 2525
Ubicación: Córdoba - Provincia de Córdoba
Edad: 51

Mensaje Responder citando
Bue carcamán, ahí te tiro algunas para Dora das “desguase”:

lloraré Letra y música del Cuchi
La antojada Instrumental
Zamba de Anta Letra de César Perdiguero y Manuel Castilla
Zamba de los mineros Letra de Jaime Dávalos
Zamba del pañuelo Letra de Manuel Castilla
Panza verde Letra de Jaime Dávalos
La desvelada Letra de Manuel Castilla
La Pelayo Alarcón Letra de Manuel Castilla
La ida y vuelta Letra y música del Cuchi
Zamba del guitarrero Letra y música del Cuchi
La enojosa Letra de Manuel Castilla y Montero
La unitaria Letra y música del Cuchi
Lavanderas del Río Chico Letra y música del Cuchi
Lejos Letra y música del Cuchi
Canción de Totoralejos Letra de Manuel Castilla
Zamba de don Balta Letra de Manuel Castilla
Zamba del carnaval Letra y música del Cuchi
Zamba del mar Letra de Manuel Castilla
Zamba soltera Letra y música del Cuchi
El silbador Letra de Manuel Castilla
Cosas de la brisa Letra y música del Cuchi
Zamba de Lozano Letra de Manuel Castilla
La arenosa Letra de Manuel Castilla
La Pomeña Letra de Manuel Castilla
Balderrama Letra de Manuel Castilla
Zamba del imaginero Letra de Armando Tejada Gomez
Letanía del olvido Letra de Manuel Castilla
Cantora de Yala Letra de Manuel Castilla
Zamba de Argamonte Letra de Manuel Castilla
Zamba de los 50 años Letra y música del Cuchi
De estar estando Letra y Música del Cuchi
Coplas del regreso Letra de Luis Franco
Corazón que te sucede Letra y música del Cuchi
Maturana Letra de Manuel Castilla
Zamba del laurel Letra de Armando Tejada Gómez
Zamba de Juan Panadero Letra de Manuel Castilla
La Salta de antes Letra de Manuel Castilla
Zamba de la sirena Letra del Cuchi
Amores de la vendimia Letra de Manuel Castilla
Si llega a ser tucumana Letra de Miguel Angel Perez
Cartas de amor que se queman Letra de Manuel Castilla
Zamba del último carpero Letra de César Perdiguero
La mulánima Letra de Hugo Alarcón
Zamba para la viuda Letra de Miguel Angel Perez
Me voy quedando Letra y música del Cuchi
Bajo el azote del sol Letra de Antonio Nella Castro
Borrachito de la noche Letra de Manuel Castilla
Zamba para mi gata Letra y música del Cuchi


Luego busco más


Carlos
Sab Nov 17, 2007 1:14 pm Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar e-mail MSN Messenger
Sergio Bit Chakoch
Invitado






Mensaje Responder citando
Charles, sabes cual es la primera zamba que el compone ? y de año es ?, sera Llorare ?
Sab Nov 17, 2007 7:49 pm
Carlos Allievi



Registrado: 17 Ago 2007
Mensajes: 2525
Ubicación: Córdoba - Provincia de Córdoba
Edad: 51

Mensaje Responder citando
Mirá Sergio, se que hay algunas obras que pueden ser anteriores, puesto que no olvides que dentro del folklore mismo, más allá de sus otras interpretaciones a las cuales ya hiciste referencia, por su pasión por la música clásica y el jazz, pero sí, efectivamente en materia de folklore y registrada, LLORARÉ fue su primer composición, es decir no solo zamba, sino su primer composición registrada, y tal inscripción data del 29 de julio de 1954-


Carlos
Sab Nov 17, 2007 7:58 pm Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar e-mail MSN Messenger
Sergio Bit Chakoch
Invitado






Mensaje Responder citando
Si sospechaba que podia ser asi, ahora fijate vos que si bien la estructura de Llorare es clasica, sin embargo hay algunos atisbos de lo que seria despues, especialmente por la amplia tecitura de la melodia, es como cuando uno escucha la sinfonia nº 2 de Beethoven, es como escuchar las ultimas sinfonias de Haydn, sin embargo el tratamiento de la percusion , son ya anticipaciones de la Heroica, con esa obra el patea el tablero, pero se deja ver antes, igual que el cuchi.-
Sab Nov 17, 2007 8:07 pm
Carlos Allievi



Registrado: 17 Ago 2007
Mensajes: 2525
Ubicación: Córdoba - Provincia de Córdoba
Edad: 51

Mensaje Responder citando
Ansina es querido amigo:
Es que no les podés pedir a esos monstruos que se aparten total y absolutamente de sus raíces técnico musicales.
Lo que bien destacas en el Cuchi, ocurría asimismo en Yupanqui. Doy fundamento: Sabrás que Beethoven y fundamentalmente Bach fueron sus referentes máximos. Ahora bien, analiza los preludios e interludios del viejo Ata, y notarás presente casi siempre la técnica "contrapuntistica" Bachiana.
Pero hay otro elemento más, ya volviendo a LLORARÉ. Es tan exacta tu apreciasión que por ahí pareciera que se le rendirá tributo finalmente a tan magna zamba, cuando por todo lo que expones la interprete un grupo vocal... Te sugiere algo?????



Carlos
Sab Nov 17, 2007 8:13 pm Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar e-mail MSN Messenger
Mostrar mensajes de anteriores:    
Este tema está cerrado y no podés editar mensajes o responder    Foros de discusión » Autores y compositores Todas las horas son GMT - 3 Horas
Página 1 de 1

 
Cambiar a: 

Home / Foro Nuevo / Foro Anterior


© phpBB 2007-2011
Diseñado por PInicio, Argentina