La Polka o Polca
Volver

1. Historia

Muchas de las canciones que se conocen ahora como polkas tienen su origen en compuestos en los que el pueblo paraguayo recuerda el protagonismo de sus mayores en la Guerra de la Triple Alianza, llevando por título el nombre de combatientes, batallas o toponímos correspondientes a los sitios en los que acamparon los distintos destacamentos. Todos temas caracterizados por dos pautas fundamentales: la primera, una definida adscripción al compás ternario que condiciona morfológicamente a casi toda la música latinoamericana; segunda, una raíz esencialmente española.

La Polka de Bohemia (Europa) surgida alrededor de 1830 llegó al Plata en 1845, casi en forma simultánea con España y Portugal, luego de haber pasado por Praga, Viena y París.

Un buen día gringos y criollos decidieron hacer música juntos.El encuentro entre estas dos modalidades se dio en el campo entrerriano y en el santafesino. El que llegaba de Europa aportó el acordeón y sus ritmos de ambos órdenes: el binario de la polka y el chotis y el ternario del vals y la mazurka. El hombre de tierra adentro tomó su guitarra y acompañó con rasguidos, rítmicamente fiel a lo que le dictaba su tradición: en seis por ocho. Sabido es que en toda asociación instrumental espontánea lo que marca la modalidad rítmica es el acompañamiento, de modo que éste sería el nada misterioso nacimiento de la "polka" ternaria.
Lo que se ha dado en llamar polka correntina, tiene de la auténtica polka el nombre, la presencia del acordeón y el baile enlazado.

(Rubén Pérez Bugallo: El Chamamé, Ediciones del Sol, 1996)

Es una danza de pareja tomada independientemente. Se conoció primero en Buenos Aires y con posterioridad en la parte central, oeste y norte de Argentina. Se baila aún en muchas provincias.

2. Indumentaria

Similar a la del Bailecito Norteño.