Día del indio americano

Fecha: 19 de abril.

Toda América celebra esta fecha, recordando a quienes habitaron nuestro territorio antes de la llegada de los blancos e imprimieron a la tierra las primeras esencias culturales que, mezcladas a las de los colonizadores europeos, dieron como consecuencia nuestras realidades actuales.
La recordación fue instituida por el Congreso reunido en 1940 en la ciudad de Patzcuaro, México, con el objeto de salvaguardar y perpetuar las culturas aborígenes del territorio americano.
En la ocasión se reunieron en asamblea un gran número de indígenas que representaban a las poblaciones autóctonas de diversas regiones de nuestro continente.
Se habló de la situación social y económica de estos pueblos, de sus problemas y necesidades. Como resultado de esa reunión quedó fundado el Instituto Indigenista Interamericano, que tiene su sede en México y que depende de la OEA. Por eso es que, a partir de ese año se festeja el Día del Indio Americano.
Lo que debiera haber sido un histórico encuentro de dos mundos , dos civilizaciones, Europa y América, que beneficiara y enriqueciera a ambas, se transformó, por ambición y soberbia, en la Conquista de América, donde el recién llegado, de mayor poder bélico, se transformó en el conquistador, sojuzgando al nativo o aborigen (del latín: primer habitante de un país), despojándolo no sólo de las tierras que habitaba desde hacía milenios, sino destruyendo y demoliendo todo, e imponiendo por la fuerza su cultura, procurando aniquilar a la existente.
Pero. por suerte, no todo pudo ser destruído. Los valores de las antiguas culturas aborígenes perduraron en los restos de aquellos imponentes templos y construcciones, que por su ubicación permanecieron inaccesibles a los hombres blancos; en la pirámides, que por su magnitud no eran fáciles de demoler, en los códices mayas y aztecas salvados de la hoguera, en los testimonios de mestizos como el inca Garcilaso de la Vega o de españoles como Fray Bartolomé de las Casas, en las artesanías desenterradas o encontradas, y especialmente en la memoria de los pueblos autóctonos, que fieles a sus sentimientos y convicciones, continúan amando a la tierra que habitaron desde el origen y a la que, en sus diferentes lenguas, continúan llamando Madre.
Empobrecidos y relegados, los aborígenes americanos de hoy, no pretenden ya privilegios por su condición de primeros habitantes del continente; sólo aspiran a que se los trate como iguales, que se les reconozca el derecho a la tierra donde habitan en comunidades, igualdad de oportunidades: de estudio, trabajo y progreso, y el respeto a los valores de sus culturas.
El 19 de abril fué instituído, en 1940, por el Congreso Indigenista Interamericano, realizado en México como Día Americano del Indio ó Día del Aborigen Americano.
La fecha fue reconocida en la República Argentina por decreto del Poder Ejecutivo Nacional Nº 7550 de 1945.
También ayuda a tomar conciencia de que esos pueblos han sobrevivido a la colonización europea y que en la actualidad, a más de 500 años de la llegada de Colón, sus reclamos resurgen con fuerza en todos los países de Latinoamérica.
En Guatemala, Ecuador y Perú los indígenas son más de la mitad de la población; en Bolivia , el 45% y en México, el 30%. En todos estos países lo indígena forma parte de la identidad nacional.
Y no es para menos, porque son millones de personas cuya ubicación geográfica coincide con la de las grandes civilizaciones precolombinas: en México y Guatemala, los mayas y los aztecas; en Ecuador, Perú y Bolivia, los incas y los quechuas; en Chile, los mapuches; en Paraguay, los guaraníes, quienes también habitan las provincias del norte argentino de Chaco y Misiones.

 

Fuente: nota de prensa de Mendoza